miércoles, 15 de abril de 2009

JUEGOS DE ACTIVIDAD MENTAL NO SIRVEN


"A pesar de lo que dicen las celebridades que los anuncian, los videojuegos para mejorar la agilidad mental no sirven", esa es la declaración que me llamó la atención. Y a continuación reproduzco el artículo de la BBC, donde se amplía esta afirmación.

La gente, dice una nueva investigación, se beneficiaría más y ahorraría su dinero haciendo un simple crucigrama.


En los últimos años han surgido varios videojuegos de ejercicios mentales que dicen "estimulan su cerebro y lo someten al entrenamiento que necesita para mejorar su memoria y agilidad mental". Algunos juegos afirman incluso que pueden ayudar a prevenir la demencia. Para saber qué tan ciertas son estas afirmaciones el grupo británico de apoyo al consumidor Which? le pidió a tres expertos que las comprobaran. Se probaron varios programas, incluidos los de Nintendo DS para la memoria y la prevención de demencia. Según los científicos, la evidencia de esos beneficios "no existe o es muy débil".



Dieta y amigos


Tal como señala Which?, lo mejor para una mente ágil es una dieta sana, una vida social activa. Para la investigación, se le pidió a los fabricantes de los productos que dijeran cuáles eran los beneficios de sus videojuegos y qué evidencia tenían para apoyar sus afirmaciones. Sobre esa información, el panel de científicos dio su opinión al respecto.

Ninguna de las afirmaciones, concluye, está apoyada por alguna investigación aceptada en una publicación científica y la mayoría de lo que afirman los productos es incorrecto.

Según el informe el "Entrenamiento Mental del Dr. Kawashima", de Nintendo DS, dice que "ayuda a consolidar la memoria y la creatividad y podría ayudar a desarrollar una resistencia contra el deterioro de la vejez". Y, aseguran, los ejercicios fueron elegidos porque aumentan el flujo de sangre a la región de la corteza frontal del cerebro.


Pero los expertos afirman que navegar en internet o chatear con los amigos podría producir los mismos efectos en el flujo sanguíneo. El doctor Chris Bird, neurocientífico clínico de la Universidad de Londres agrega que "no hay evidencia en absoluto de que utilizar este producto tenga un impacto funcional en su vida".


Otro producto analizado fue el MindFit para la PC, de MindWeavers, que según la compañía "ejercita capacidades importantes que... se sabe se deterioran en la vejez, como la memoria a corto plazo". El doctor Adrian Owen de la Unidad de Ciencias de la Cognición y el Cerebro del Consejo de Investigaciones Médicas del Reino Unido, afirma que los resultados no muestran que este juego sea mejor que otros juegos estándares de computadora como Tetris.



Los científicos también analizaron el Luminosity, un sistema de entrenamiento online; el MindSpa, que utiliza estimulación audiovisual para promover la relajación y aumentar la concentración; y el programa de computación Pruebe y Mejore su Memoria.


Sin evidencia

El panel de expertos afirma que "ninguna de las afirmaciones de los fabricantes sobre mejoras en la cognición están apoyadas por evidencia que cumpla con los estándares mínimos con los cuales se juzga la investigación científica".


Martin Hocking, editor de Which? afirma que "si la gente disfruta utilizando estos juegos, está bien que continúe jugando". "Pero si la gente tiene la ilusión de que estos aparatos están científicamente comprobados para mantener su mente en buena forma, necesitan revisar esa idea".

Un portavoz de Nintendo señaló que la compañía no afirma que el "Entrenamiento Mental" haya sido científicamente probado para mejorar la función cognitiva. "Lo que afirmamos es que los juegos de Entrenamiento Mental, son, igual que el sudoku, divertidos y agradables. Estos ejercicios también pueden ayudar a mantener el cerebro ágil".


Por su parte Bruce Robinson, presidente ejecutivo de MindWeavers, señala que MindFit no afirma que previene el Alzheimer. "Los programas de estimulación mental seria son un campo emergente", dice. "Otros que han revisado evidencia más amplia, notablemente las revistas New Scientist y British Medical Journal, han concluido que es difícil no determinar que el entrenamiento mental funciona, bajo ciertas circunstancias". Y añade que "los productos cognitivamente exigentes diseñados apropiadamente, claramente tienen un papel que desempeñar junto con otras cosas como el ejercicio, la dieta y la interacción social".


"Y toca al individuo decidir si desea hacerlos o no".

No hay comentarios:

Publicar un comentario