martes, 15 de mayo de 2012

¡Fija tu mirada en lo positivo!

Para intentar vivir plenamente es mejor no concentrarse tanto en lo negativo que te sucede, sino más bien aquello bueno que ya conseguiste. Si reemplazas los lamentos por agradecimiento, habrás hecho un cambio significativo en el modo de vivir tu vida. Alégrate de lo bueno que hay en ti y tu entorno.Fija la mirada en lo positivo para que atraigas más cosas favorables a ti, si desarrollas tu capacidad para ver los muchos motivos que tienes para agradecerle a la vida, encontrarás que día tras día tendrás más motivos para dar gracias.
Resuelve lo adverso, no se trata evadirlo, de vivir en una ficción creyendo que todo es bueno, se trata de que afrontes los problemas, pero con optimismo, sin torturarte con ideas y sensaciones negativas.

Disfruta las cosas buenas de tu vida, aférrate a ellas, a lo positivo, con un sentimiento honesto de gratitud. Valora aquello que has logrado, aquellos que te aman y te acompañan, aquellos que te dan su apoyo en el trabajo.
Asume tu día a día sabiendo que tu vida es valiosa, que tú eres unser maravilloso, que vas a alcanzar tus objetivos, que vas a seguir creciendo espiritualmente. Tu vida la tienes para que la vivas a plenitud, de nada sirve que la fundes en lamentos y reclamos, disfruta, aprende a apreciar todo lo bueno que ya existe en tu vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario