martes, 15 de mayo de 2012

FRASES PARA EL CORAZÓN

DISCULPARSE

Marcos cometió un error. Llegó una hora tarde a un
 
restaurante donde tenía que encontrarse con un amigo de 

la iglesia. El amigo ya se había ido. Como se sentía mal por 

el error, compró un cupón de regalo para comer en ese 

lugar y se detuvo en una librería para buscar una tarjeta 

que dijera que lamentaba lo sucedido. Entre cientos de 

tarjetas, se sorprendió al encontrar en un recóndito rincón 

de la tienda 

solo unas pocas que decían: «Lamento lo que hice». 

Compró  una y se la dio a su amigo, el cual aceptó la 

disculpa.

Aunque las tarjetas para pedir disculpas no sean populares, 

asumir esta actitud suele ser algo necesario en nuestras 

relaciones interpersonales. Pedir perdón es una acción 

bíblica. 

Jesús les enseñó a sus seguidores a arreglar las cosas con 

aquellos a quienes habían ofendido (Mateo 5:23-24; 18:15-

20). Y el apóstol Pablo dijo: «Si es posible, en cuanto 

dependa  de vosotros, estad en paz con todos los hombres» 

(Romanos  12:18). Vivir en paz quizá exija pedir disculpas.


Tal vez resulte difícil disculparse porque esta actitud 

requiere que tengamos un espíritu humilde para admitir 

nuestro error, lo cual no brota de nosotros naturalmente. 

Pero asumir la responsabilidad del daño que hicimos en una 

determinada situación puede sanar una relación y 

restaurarla.

¿Cometiste un error? Trágate el orgullo y da el primer 

paso… aunque no puedas encontrar una tarjeta que te 

ayude a decirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario