martes, 15 de mayo de 2012

Para los valientes, el futuro es la oportunidad.

¿Recuerdas tu infancia? Corrías por toda tu casa, o por el patio de la escuela, o en el parque. Las sonrisas, los amigos, los sueños, losjuegos, el mundo que ibas decubriendo de a pocos, el opitimismo, ¿lo recuerdas?

Una de las razones por la que esa etapa es considerada como la mejor de toda persona, es que durante ella la mirada suele estar puesta en el futuro. Sucede que mirar hacia el mañana, hacia aquello que queremos conseguir, pone en marcha nuestra vida y despeja de nuestra mente los pensamientos tristes.


Pero no se trata simplemente de mirar hacia el futuro y sentarse a esperar que éste llegue solo, sino más bien de poner en acción todo lo que sea necesario para que este futuro se concrete.

Pensemos por ejemplo en Jean Valjean, el protagonista de Los Miserables de Víctor Hugo, no es que su vida sea un ejemplo por las tragedias constantes que enfrentó, sino más bien porque caminó a paso firme con un solo horizonte: la felicidad de su hija Cosetteel futuro de ella lo motivó y ayudó a continuar con valor.

No es que debamos ver la vida como un constante sufrimiento, ni mucho menos pensar que eso es lo normal y que debemos resignarnos a ello, se trata más bien de tomar conciencia que debemos esforzarnos diariamente por disfrutar nuestra vida, procurar nuestra felicidad.


El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad."
Victor Hugo
Miremos entonces hacia el futuro y vayamos por él, porque es nuestra gran oportunidad de ser felices, no entreguemos nuestra ilusión, nuestra vida entera al desencanto, por el contrario, vayamos al frente y conquistemos el destino que queremos para nosotros mismos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario